Reversión de Alta Presión y Obesidad





¿El ayuno "CURA" la presión arterial alta y la obesidad?


Historia de Raymond: Con 220 libras, Raymond estaba al límite de la obesidad. También sufría de presión arterial alta. Raymond comenzó a cambiar su dieta y estilo de vida viendo nuestros videos educativos y recetas logrando perder 20 libras antes de su consulta inicial en Back to the Garden. Cuando Raymond estuvo listo para ayunar, su peso era de 183 y solo requería una pequeña porción de medicamentos para la presión arterial. Raymond visitó el centro residencial. Ayunó durante 10 días y se realimentó durante 3 días bajo supervisión. La presión arterial se normalizó, también perdió 13 lbs. Después de ayunar, Raymond recibió instrucciones sobre lo que debía hacer exactamente para seguir mejorando su salud (cómo y qué comer, cuánto ejercicio necesitaba, cuánto tiempo debía pasar al aire libre, cuántos horas de sueño requería, así como instrucciones para comenzar una práctica espiritual).


Esta foto fue tomada esta semana, 1 año y 9 meses después de su ayuno. Su peso ahora es de 150 libras y su presión arterial sin medicamentos es 115/78 - excepcionalmente saludable. Parece como si el ayuno fuera una cura para muchas cosas, presión arterial alta y obesidad en este caso. Sin embargo, no creemos que el ayuno sea una cura, el ayuno es una herramienta simple que podemos usar para proporcionar un entorno específico, que luego le da al cuerpo una ventaja selectiva en términos de curación y regulación.


En pocas palabras, la enfermedad es causada por impedimentos en la capacidad innata del cuerpo para movilizar y eliminar los productos intermedios acumulados del metabolismo (subproductos tóxicos que están asociados con la supresión de los procesos de curación normales del cuerpo). Cuando no hay impedimentos para la salud, la salud está permitida. El ayuno no es una cura, es solo eliminar obstáculos de salud.

38 visualizaciones0 comentarios